998796750
contacto@enlacesmedicos.com

Entrevista a la Dra. Renate Ehmer.

Dra. Renate Ehmer

Dra. Renate Ehmer: “9 de cada 10 personas desean que se imparta una educación sexual integral en las escuelas peruanas”

 

La Dra. Renate Ehmer, excoordinadora del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA) para Perú y Bolivia resalta que la implementación de un enfoque non- discriminatorio y el respeto hacia los derechos humanos conformar una dupla fundamental para la lucha contra el VIH/Sida.

 En una entrevista realizada desde Perú hacia Alemania, su país de residencia, la Dra. Renate Ehmer conversó con Enlace Médico sobre su amplia trayectoria como coordinadora de ONUSIDA y las incontables experiencias que le han servido para establecerse como una voz activa y respetada en la lucha contra el VIH/Sida y la discriminación latente que sigue percibiéndose alrededor del mundo. “Tengo una gran admiración por las personas que viven con VIH”, comenta.

—  ¿Cuántos años duró su gestión en Perú?, en ese lapso de tiempo ¿se pudieron lograr las metas establecidas?

 Mi gestión duró del 2008 al 2012 y, a grandes rasgos, sí logramos los objetivos establecidos. ONUSIDA trabaja conjuntamente con el gobierno para apoyar los planes de fortalecimiento nacional y regional para la respuesta al VIH, consiguiendo fondos sustanciales para lograrlo. Paralelamente, apoyamos también a la sociedad civil y poblaciones vulnerables para que sean beneficiarias de estas propuestas, mientras coordinamos con las agencias de Naciones Unidas para dar una respuesta bien enfocada. Asimismo, el apoyo al desarrollo de planes regionales en colaboración con el Fondo Global ha resultado importante para asegurar que estas zonas tomen nota de la situación y diseñen acciones efectivas. Para lograrlo, es importante conocer la situación del VIH, por lo cual el gobierno y algunos investigadores hemos financiado estudios para conocer la situación y proponer medidas dentro del marco Know your epidemic, know your response (“conoce tu epidemia, conoce tu respuesta”).

—  ¿Cómo caracterizaría su gestión como coordinadora para la ONUSIDA en países como Perú y Bolivia, en comparación con países europeos donde la idiosincrasia es diferente?

 El enfoque aplicado en Perú no ha sido muy diferente al de otros países. Primero, es importante conocer la situación del VIH:  en qué áreas está más concentrada la epidemia, cuáles son  los grupos más afectados, cómo se ha implementado la respuesta y cuáles son los obstáculos para implementarla efectivamente. Entonces, sabiendo esto, desarrollamos nuestro programa conjuntamente con el gobierno y la sociedad civil. Sin embargo, las diferencias entre estos países y Europa se encuentran en los mensajes y la forma en la que se adaptan a la cultura local para generar un impacto. Para esto, es importante trabajar muy de cerca con comunicadores y con las personas afectadas para desarrollar mensajes adecuados. Asimismo, hay que destacar continuamente la necesidad de una sociedad con enfoque non-discriminatorio, esto sumado al respeto hacia los derechos humanos fundamentan una respuesta efectiva contra el VIH.

—  Entre la gran magnitud de proyectos realizados, ¿cuál fue aquel que mayores satisfacciones le brindó? ¿Cree que el impacto positivo de éste avanzará, crecerá y perdurará en la vida de sus beneficiarios?

 Siempre resulta satisfactorio contribuir al desarrollo de propuestas para conseguir fondos. Esto ha sido importante para la oficina y el país, además de ser sumamente exitoso. En un esfuerzo conjunto, hemos conseguido muchos fondos que han fortalecido el sistema de salud, a organizaciones de la sociedad civil y poblaciones claves y vulnerables. Muchas de estas actividades continúan hasta el presente, siendo asumidas por el nuevo gobierno. Entre estas tenemos el tratamiento antirretroviral, el programa de prevención de la transmisión vertical, el de promotores de pares para poblaciones clave, etc. con grandes resultados.

—  ¿Considera que en los países, sobre todo en aquellos mal llamados en vías de desarrollo, existe una falta de respuestas multisectoriales para frenar la propagación del VIH/Sida?

 No considero que exista una falta de multisectorialidad; por el contrario, esta sí está presente y es vital en la lucha contra el VIH/Sida; sin embargo, el problema radica en que no es muy efectiva debido a múltiples factores. Por ejemplo, Perú ha hecho un gran esfuerzo para crear la Coordinadora multisectorial de Salud (CONAMUSA), la cual es el único gremio multisectorial con participación de la sociedad civil y poblaciones vulnerables. No obstante, debido a que la participación estatal, sobre todo la de los ministerios, es de un nivel administrativo relativamente bajo, es posible que las decisiones o recomendaciones de la CONAMUSA no se comuniquen a los altos mandos en el gobierno; causando así la pérdida de información y, lamentablemente, la ausencia de implementación de acciones.

—   ¿Cuáles fueron los obstáculos más grandes por parte del gobierno que tuvo que afrontar durante su gestión para la implementación de políticas públicas en temas de salud sexual y reproductiva?

 Si bien cada gobierno tiene sus propias limitaciones tanto financieras como políticas, para implementar una política pública de salud sexual y reproductiva hay que trabajar, principalmente, con los sectores de salud y educación aplicando un enfoque integral de acuerdo a las necesidades e intereses de los más vulnerables. Ambos sectores deben trabajar de la mano para que los proyectos funcionen óptimamente.

—  ¿Qué políticas públicas considera que deberían implementarse para educar a las personas en un tema como el VIH/Sida e infecciones de transmisión sexuales (ITS), especialmente a la juventud y poblaciones vulnerables que no suelen tomar en cuenta las medidas de protección adecuadas para sí mismos y sus parejas?

 Todos los jóvenes tienen derecho a la salud sexual y reproductiva. Para vivir una vida sexual responsable, es necesario que tengan acceso a la información y a los servicios que les permitan tomar decisiones responsables acerca de su sexualidad. Por este motivo, considero fundamental implementar una educación sexual integral en las escuelas, de modo que puedan prevenir situaciones que pongan en riesgo su futuro (enfermedades, violencia y embarazos no deseados). En esta iniciativa no me encuentro sola, ya que según un estudio de UNESCO y UNFPA, 9 de cada 10 personas mayores de edad, y una proporción similar de estudiantes, desean que se imparta una educación sexual integral en las escuelas peruanas.

—  Siempre se habla de lo dura que puede ser la enfermedad a nivel físico, pero ¿usted cree que a nivel psicológico esta enfermedad puede ser más devastadora por el estigma que existe al hablar de ella y al marginar a quienes la padecen por ignorancia?

 Afortunadamente, gracias a los medicamentos antirretrovirales, un diagnostico VIH positivo ya no es una sentencia de muerte. Así que si una persona con VIH positivo toma los medicamentos de una manera regular pueden vivir una vida normal a un nivel físico; sin embargo, lo duro para estas personas es sentirse discriminadas y rechazadas. Por esto, el rol de las organizaciones y asociaciones que respaldan a las personas afectadas es fundamental; principalmente, por el apoyo mutuo, pero también porque son la voz de sus necesidades. Sin duda, mi admiración por las personas que viven con VIH es grande debido a su coraje y lucha constante por sus derechos.

—  Usted trabajó en un proyecto en Sudán del Sur, ¿qué opina acerca del manejo de esta situación allí? ¿La población vive en vulnerabilidad crítica sin acceso, no solo al tema de curarse de la enfermedad, sino de informarse, de educarse, sin intervención de ministerios?

 La situación en Sudán del Sur es totalmente diferente de la del Perú; este país está sumergido en una guerra civil, por lo cual gran parte del país no es accesible y si lo es, conlleva muchos peligros. Además, el nivel del analfabetismo, sobre todo en mujeres, es altísimo y la pobreza incluyendo malnutrición es extensa. En una situación como esta es necesario contar con programas muy básicos que contengan información sobre qué es el VIH, cómo se transmite y cuáles son sus riesgos. Asimismo, hay que tener en cuenta que debido al alto analfabetismo, se debe trabajar mucho con imágenes y usando los idiomas locales. No obstante, esto solo puede implementarse en áreas donde hay acceso, por lo cual es vital trabajar con las agencias de Naciones Unidas con acceso a personas en los campamentos de personas desplazadas por la guerra para brindar servicios de salud y, de alguna manera, educación.

—   ¿Qué opinión  tiene respecto  al oprobio  que  existe en  la sociedad  que  considera  que  la propagación del VIH/Sida entre parejas homosexuales es más factible que en las heterosexuales y que, por ende, se les discrimine por ello?

 La discriminación hacia hombres gais y otros ha estado vigente desde antes de la aparición del VIH este fue descubierto en los 80, mientras que las leyes discriminatorias han existían desde mucho antes. Si bien el VIH contribuye a la discriminación, la vulnerabilidad de las personas está determinada por múltiples causas que van más allá del hecho de usar o no condones o de la cantidad de contactos sexuales. Lo importante es trabajar sobre esas causas, las cuales suelen ser estructurales y, además, brindar las herramientas necesarias para que toda persona pueda tomar decisiones correctas sobre su sexualidad, protegiéndose así del VIH y su transmisión.

Comentarios

Categorías